En este artículo resumimos las dudas más frecuentes que nos encontramos a la hora de contratar a empleadas y empleados del hogar.

¿Aunque trabaje solo unas horas la empleada de hogar debe de tener un contrato?

Sí, el empleador/a está obligado a hacer un contrato de trabajo con la empleada de hogar aunque solo trabaje unas horas en su casa.

 

¿El contrato de trabajo puede hacerse de palabra?

Todos los contratos de duración igual o superior a 4 semanas deben hacerse por escrito, por lo que en la mayoría de casos es obligatoria la forma escrita del contrato. Si no se dice nada por escrito, el contrato se presume indefinido y a jornada completa cuando sea superior a 4 semanas, salvo que exista una prueba en contrario que acredite la temporalidad o el tiempo parcial del trabajo.

Hacer siempre el contrato por escrito, ya que evita posibles conflictos y deja claro las obligaciones y derechos de ambas partes. El contrato lo puedes necesitar para otras gestiones, como la renovación de la autorización de residencia y trabajo, el permiso por arraigo laboral, o para solicitar la reagrupación familiar, etc

 

Si la relación dura más de 4 semanas, la trabajadora debe conocer y ser informada por el empleador/a de los aspectos esenciales, que son los siguientes:

  • Identidad de las partes.
  • Duración y distribución de la jornada.
  • Duración y distribución de la realización de horas de presencia a disposición. del empleador/a y cómo se retribuyen o compensan.
  • Duración y fecha de comienzo de la relación laboral.
  • Periodo de prueba, no es obligatorio, pero si pacta, no puede ser superior a 2 meses.
  • Régimen de pernoctas si la trabajadora duerme en el domicilio familiar.
  • Retribución total en horas, día, semana o al mes, lo que se llama salario bruto, el salario neto es el que queda una vez descontado en este caso el pago a la Seguridad Social.
  • Si existen prestaciones salariales en especie y en qué consisten.
  • Duración de las vacaciones.

 

¿Dónde se pueden encontrar los modelos de contratos?

Puede servir cualquier modelo mientras contenga todos los elementos esenciales que se dicen anteriormente, o se pueden utilizar los modelos que se encuentran en la página del SEPE. Tanto el contrato indefinido como el contrato temporal tienen dos primeras hojas que hay que completar y cada uno de los contratos lleva adjuntas otras hojas con las cláusulas específicas. En el contrato indefinido las cláusulas de trabajadores del servicio del hogar familiar se encuentran en la página 15 y el contrato temporal en la página 13.

¿Se debe registrar el contrato en la oficina de empleo cuando se comienza a trabajar? ¿Y cuando finaliza el contrato?

No, no hace falta registrar el contrato en el Servicio Público de Empleo (SEPE), únicamente hay que llevar el contrato escrito y firmado por ambas partes a la Tesorería de la Seguridad Social en el momento de gestionar el alta de la trabajadora, y es la Tesorería la que se encarga de comunicar el contenido mínimo del contrato al SEPE, así como su finalización. Cuando se finalice el contrato únicamente será necesaria la gestión de la baja en la Tesorería que igualmente lo comunicará al SEPE.

 

¿Se puede acordar un periodo de prueba?

Sí, se pude acordar por escrito un periodo de prueba que no podrá ser mayor de 2 meses. También se puede acordar el periodo de preaviso con el que se debe avisar a la otra parte de la no superación del periodo de prueba, que no podrá ser superior a 7 días naturales dentro del periodo de prueba pactado. Durante ese periodo de prueba, cualquiera de las partes puede dar por finalizado el contrato tanto si se desiste por parte de la trabajadora como del empleador/a sin tener que alegar ninguna causa, ni motivo alguno. La norma no establece claramente qué ocurre si no se da el preaviso en el caso de haberse pactado, por lo que habrá que establecer las consecuencias por escrito para no tener problemas. Los plazos en días naturales tienen en cuenta todos los días incluidos los fines de semana y los festivos.

 

¿Se tienen derecho a alguna indemnización si se despide a la trabajadora en el periodo de prueba o si esta desiste del trabajo en dicho periodo?

No, no se tiene derecho a ninguna indemnización, independientemente de quién dé por finalizado el contrato durante el periodo de prueba acordado.

 

¿A partir de qué edad se puede trabajar como empleada de hogar?

La edad normal para trabajar es la mayoría de edad, los 18 años.

Los menores entre 16 años y 17 años:

• Si viven independientes, no necesitan el consentimiento de los padres, tutores, o personas de las que dependan.

• Los que no viven independientes necesitan, la autorización de los padres o representantes legales. En el caso de los padres es necesaria sólo la autorización de uno de ellos y el consentimiento del otro.

*Se utiliza el femenino para aludir a trabajadores y trabajadoras del sector, ya que son mujeres mayoritariamente las que realizan el trabajo de empleadas de hogar.

 

¿Te ayudamos con los trámites laborales de tu empleada de hogar?