LA DESGARRADORA NOTICIA DE QUE TU HIJO ES EL ACOSADOR.                           

PREVENCIÓN  DESDE EL ÁMBITO FAMILIAR.

“De los llantos más amargos que recuerdo en una consulta de pediatría es  el de una madre que acababa de enterarse que su hijo acosaba a otros. Se lo acababan de comunicar y estaba bloqueada para tomar decisiones, se preguntaba en qué había fallado una y otra vez …”

La otra historia, la de los acosadores, no trasciende tan a menudo, ni de cómo la viven sus familias. El drama es que muchos aún son niños, algunos sin herramientas emocionales y que además pueden estar siendo  víctimas indirectas de otros conflictos. No se trata de victimizarlos también, se trata de que seamos conscientes de que todos los estudios indican que estos chicos tendrán mayor riesgo de abuso de sustancias, problemas académicos y actitudes violentas cuando sean adultos.

 

 

El Bullying , acoso escolar o toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre escolares, de forma reiterada y a lo largo del tiempo, es algo más que un problema PRESENTE. Es una telaraña que puede condicionar la salud y las relaciones sociales de víctimas, agresores, espectadores, las de sus familias e incluso de las que tengan en un FUTURO. EL acoso no siempre se ve, muchas veces es ruidoso en forma de violencia física y verbal, pero otras veces es silencioso y sibilino, como el que se ejerce excluyendo, difundiendo rumores o a través de las redes sociales ( Cyberbullying) .

 

Existen muchas estrategias funcionando  para  luchar contra el bullying ya establecido, pero hoy nos centraremos en el que aún no ha ocurrido, en el que podemos evitar desde casa y desde las consultas preventivas que hacemos en Pediatría de Atención Primaria. Muchos padres  intentan que  sus hijos tengan  buenos  hábitos de salud , que coman bien , que no contacten con  tabaco , alcohol o drogas  …pero no menos importante es hacerlos conscientes  para que no sean inductores , actores ni espectadores de este tipo de agresiones ahora y lo que  es igual de  importante, en su futuro personal ni laboral. Las familias somos clave en la cadena de prevención, pero cuando hablamos de este tema me horrorizo viendo cómo la responsabilidad para cambiar las cosas se traslada  siempre a otros (colegios, educadores, otras familias  ….. ) y no somos capaces de hacer un poco de introspección.  

 

7  PAUTAS PARA PREVENIR EL BULLYING DESDE CASA

1-REVISÉMONOS :

Empecemos por el principio. Sin flagelarnos y con naturalidad, debemos ser conscientes de que las pequeñas personas que se están desarrollando en casa tendrán conductas, hábitos y reacciones aprendidas.

La crianza de un niño es una oportunidad perfecta para que hagamos introspección y empecemos a ser conscientes de aquello de lo que no nos sentimos orgullosos para evitar herencias no deseadas.

 

2-HABLEMOS SOBRE BULLYING EN CASA / SI NO SE HABLA DE ALGO NO EXISTE

Todos los padres / tutores debemos dar unas nociones sobre bullying a los niños a partir de la edad en la que veas que tiene la madurez para entenderlo. Establece un canal de comunicación que dé seguridad, favorece ambientes para que se sientan cómodos, que sea un intercambio de opiniones, sé su ejemplo y háblale de  tu infancia, en aquel momento no tenía nombre pero seguro que reconoces situaciones en las que pudiste ser víctima / acosador o espectador. Para ellos,  no  hablar de acoso  puede significar que es un tabú.

Llegado un buen día, en la preadolescencia, nuestros hijos van perdiendo esa necesidad de “contarnos todo lo que hacen ”. Y ahí debemos estar, pacientes , para que confíen en nosotros , no tengas actitudes hiperreactivas, no lo alejes.

 

3-NO ETIQUETES A LOS DEMÁS :

Vivimos en una sociedad etiquetadora, metemos a la gente  en carpetas y etiquetamos injustamente sin pararnos a pensar en la riqueza de ser diferentes,   en que las personas son muchas circunstancias y que además  estamos en continuo cambio, crecimiento y evolución. Las etiquetas son  “juicios” sesgados que hacemos sin conocer toda la información, son un cliché y  la herencia de tiempos pasados donde se condenaba al ostracismo social a aquellos que no tenían una vida “socialmente correcta” o que “no seguían al rebaño”. Nuestros hijos copian estas actitudes.

 

 

4-ENSÉÑALE QUE EXISTEN LÍMITES :

Hay líneas rojas que no se pueden traspasar  ni en casa ni fuera de ella. Los actos violentos son inaceptables , tienen consecuencias. Explícale que no se es “popular” usando la fuerza, es mejor ser aceptado o querido por tener una forma sana de relacionarse.

 

5-LA AUTOESTIMA, UNA PODEROSA ARMA ANTI-BULLYING

Definitivamente, si trabajamos la autoestima , nuestros hijos tendrán  más valor para comunicar situaciones indeseables y sobre todo no la buscarán a través de la superioridad que pudiesen encontrar minusvalorando a los demás.

Para ello debemos desterrar:

  • Ese estilo educativo sobreprotector tan actual donde los adultos se exigen mucho pero facilitan a los niños la respuesta y solución a todo.
  • El ambiente que generan los padres con actitudes competitivas y autoritarias, con tintes descalificadores y que tienden a comparar sus logros.
  • Tengamos un discurso coherente  entre nuestra actitud ante la vida y cómo los intentamos educar. No les podemos educar en ciertos valores y que ellos se den cuenta que nosotros no los tenemos.

 

6-SURCA CON TU HIJO EL CIBERESPACIO

Cuando a nuestros hijos  les llega la necesidad de tener un teléfono móvil, o de usar las redes sociales suele ser un quiebro importante en la confianza que tenemos hacia ellos. Soy partidaria de retrasar este momento hasta donde se pueda, pero  a  ciertas edades  ya no vale prohibir, no lo puedes aislar del mundo.  Se trata de conocer lo que hacen y educarles en un uso responsable de las mismas (esto daría para otro post) . Sería bueno que  exploraras junto a ellos, ver a qué juegan y que evalúes sus contenidos en violencia y si son adecuados a su edad, que juegues con ellos , bucea por las redes sociales a su lado, create un perfil que te las expliquen y que te vean como alguien con el que pueden hablar sobre sus videojuegos favoritos y sus experiencias con las nuevas tecnologías.

 

Si ha llegado la hora de abrir un perfil en redes sociales, es importante que reflexionen sobre la potencia de sus imágenes y mensajes, que sepan que no es real todo lo que ven y si algo les hace dudar que lo verbalicen en casa. También es importante inculcarles que de las redes sociales no podemos esperar un feed- back de aceptación, no podemos basar la imagen que tenemos de nosotros mismos a través de la aprobación,  reprobación o silencio  de las personas con las que interactuamos. 

 

7-ACTÚA Y CAMBIA DESDE AHORA . NUESTRA CAPACIDAD DE INFLUIR COMO PADRES EN ESTE PROBLEMA ESTÁ INFRAESTIMADA

Muchos estudios concluyen que el  rechazo y la crítica percibida por el hijo, especialmente por parte del padre, unido a la baja comunicación y escaso afecto por parte de la madre, se consideran factores de riesgo para pertenecer al grupo de agresores, además de presentar futuras conductas de agresividad y delincuencia. Además, observan que los varones, perciben con mayor intensidad el rechazo y las críticas por parte de su padre.

Pensemos, nadie quiere ser así, pero tendemos a reproducir patrones educativos y además estamos sometidos a gran presión laboral y social que en ocasiones no dejan sacar nuestra mejor versión en este aspecto. Reflexionemos  y seamos al menos conscientes, para tener el piloto rojo encendido cuando nos desviamos del camino.

 

 

Bullying – El acosador también podría ser tu hijo

 

 


Mi nombre es Cristina Villafruela Alvarez y soy pediatra de Atención Primaria.
 
Estudié  Medicina en la Universidad de La Laguna y en la Universitá degli Studi di Perugia ( Italia) . Me formé como pediatra en el Hospital Universitario de Canarias ( Tenerife ) y la completé  en el Hospital del Niño Jesús ( Madrid ) . Allí proseguí mi formación y mi trabajo en el campo de la Oncología Pediátrica , etapa  que cambió mi perspectiva vital en muchos aspectos. 
 
Durante mi carrera profesional , he tenido la oportunidad de trabajar con excelentes profesionales de las distintas subespecialidades de la pediatría y el privilegio de ser miembro  activo de la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Canarias y representante de mi comunidad autónoma en la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria ( Aepap ).